Blog

Buscar en el sitio

Fe en Jesús...
Doctrina sobre Jesús

Las primeras comunidades de cristianos tenían Fe en Jesús, lo importante era seguirlo.

Luego del primer siglo la fe en Jesús comenzó a transformarse en doctrina sobre Jesús.
Y con la aparición de los "Padres Alejandrinos" entre el II y IV siglo. La influencia que ellos tuvieron del neoplatonismo, con su "sistema", poco a poco la fe en Jesus se fue transformando en teología especulativa.
Al llegar los primeros concilios, todo el lenguaje que se usó para asentar la Cristología, fue un lenguaje helénico.

En el siglo IV, para Agustín de Hipona, en su concepción de la fe, lo más importante en la Cristología fue la Muerte de Jesús.
Para esos años, el interés por la ética del Galileo era casi nulo.

Cristo interesaba solo en virtud de su Poder absoluto en el cielo y tierra, cuyos representantes terrenos se peleaban su autoridad.
Y su Muerte y sufrimiento por nuestros pecados eran el estandarte de la espiritualidad que se iba obsesionado cada vez más en la culpa y en lo miserable que es el hombre ante este Dios airado.

Luego Anselmo y propone en su tesis apologética sobre la Encarnación la teoría de la "satisfacción" con tanta genialidad y racionalidad, que termina grabando a fuego en el corazón de la teología occidental este "concepto".

Dios está ofendido por el pecado del hombre.
Y ese Dios inalcanzable necesita que esa ofensa sea satisfecha.
Pero como el hombre nunca podrá hacerlo por la dignidad de quién fue ofendido, se necesita alguien por sobre el hombre.
Por eso vino Cristo.
Que siendo Dios pero también hombre cumple las dos funciones.
Es hombre por lo tanto nos representa y es Dios, por lo tanto está a la altura del ofendido.

Genial.
Solo un detalle.
Ese Dios parece un preso de sus propios sistemas, como si no tuviera el poder suficiente de safarse de sus propias leyes divinas para perdonarnos sin necesidad de descargar su ira sobre alguien.
Pareciera un Dios más interesado en hacer cumplir su ira que en perdonar.
Además queda tan mal parado, porque en última instancia según esta teoría, ¡Jesús nos salva de su propio Padre!!!

¿Dónde quedó el Padre bueno de la parábola que recibe al hijo sin condiciones y sale a su encuentro para llenarlo de besos?