Blog

Buscar en el sitio

Jesús no fue "chistosito"
Por ahí leí,"Jesús no fue chistosito".
Es verdad. Él no contó chistes como un humorista.
El humor tipo monólogo aparece en la postguerra.
Pero eso no significa que Jesús no haya usado elementos lingüísticos de su época cargados de humor.
Usar el proverbio "saca primero la viga de tu ojo y luego la paja del ojo ajeno" es efectívamente una imagen que dependiendo de cómo lo dices, puede ser chistosa.
Entonces ¿de dónde viene esa renuencia de la teología clásica occidental al humor?
Comienza en Grecia.
Ahí nace la separación entre lo divertido y lo sabio.
Platón separó la experiencia humana en dos dimensiones "Cuerpo y Alma". En esa visión dualista, Platón subestimó toda expresión humana ligada al cuerpo y al placer.
Y varios cristianos de los primeros siglos usaron ese lenguaje filosófico para entender y defender la Fe.
Orígenes usó la cosmovisión platónica para enseñar la Fe cristiana.
Tertuliano la filosofía estoica.
Agustín, influído por Platón y los estoicos.
Tomás de Aquino cristianizó a Aristóteles.

"Gracias a ellos", leemos la Biblia y la interpretamos platónicamente.

En cuanto al humor, los grandes filósofos no consideraban un buen ejercicio reir.
Platón decía que Sócrates veía la risa como un vicio feo y ningún hombre sabio debiera reír.
Luego, en "La República", habla que la carcajada es algo obsceno y perturbador.
Aristóteles en "Ars Poética" dijo que la risa es una "mueca" fea que deforma el rostro.

En la edad media se siguió enseñando la fe con estos matices.
La risa se consideraba demoniaca, porque estaba ligada al placer y el placer estaba ligado al diablo.
En la Reforma, no hay reflexión sobre el asunto.
En el siglo XVI, lo que hoy consideramos ocio sano no existía.Los teatros eran espacios de la aristocracia, pero el pueblo no tenía espacios "santos" de entretenimiento.

La cristología de los reformadores sigue siendo Agustiniana.
Cristo vino solo a morir por los pecados, pero Jesús Nazareno, su estilo de Vida, su ética, no son temas de mucho desarrollo.

En síntesis,la distancia del humor y la alegría en la espiritualidad, más que ser algo propio del pueblo judío, fue una importación de elementos culturales ajenos a la cultura de Jesús.