Blog

Buscar en el sitio

El Evangelio del Odio
Cuando recién era pastor.
Recuerdo que un matrimonio joven siempre tenía reservas de mis mensajes.
Siempre se acercaban a mi oficina para decirme en qué punto estaba equivocado.
Hasta que un día de frente me dijeron que era un hereje y luego se fueron a otra comunidad donde dijeron que habían "verdaderos hermanos en la fe".
Luego me enteré que se habían vuelto Reformados.
En las redes tiene un sello único.
Todo lo que no se alinea con su manera particular de entender la fe y la Biblia, es herejía. Es repudiable y merece ser denunciado.
Para quienes son jóvenes y leen esto.
Si quieres estudiar teología, no busques un seminario enmarcado en una sola tradición.
Busca un verdadero centro de estudios teológicos, que no vivan la fe a "persianas cerradas".
Busca un lugar donde el abanico de recursos sea variado, con diferentes voces y aportes.

Que pena por tanto joven que hoy vive en esa dimensión de lo correcto y lo repudiable, lo de Dios y lo del diablo. En esa dicotomía que le hará perder la posibilidad de conocer tanta gente linda que puede aportar algo nuevo a lo que tienen y dónde ellos pueden aportar algo nuevo, sin esa arrogancia que ellos portan la verdad.

Y la pena más grande.
Es que yo puedo dialogar con un súper pentecostal, apostólico y de la prosperidad, sobre algún asunto en la fe.
La diferencia con el hipercalvinista.
Es que, el carismático, por último aún no estando de acuerdo, seguirá creyendo que soy su hermano en la fe.
El hipercalvinista , el Neo reformado, me considerará un hereje, no me tratará como hermano. Y si tiene la posibilidad, hará lo posible por desprestigiarme y usará todo el arsenal verbal para decirme que merezco el infierno.
Curioso, porque uno de sus pilares principales es la creencia en la total depravación del hombre, pero a la hora de discutir sobre sus bases doctrinales , nunca se preguntan si lo que creen tiene algo de depravado.

Perdón el descargo.
Obviamente no hablo de todos los reformados.
Hay unos muy poquitos que me aguantan como amigo.
Y aunque los tengo en las redes, sé que para mantener la amistad me dejaron de seguir, así que ni siquiera se darán por aludidos con esto.
De todos modos hay cariño. Jajaja.