Blog

Buscar en el sitio

Deja enfriar las sábanas
Según un trabajo de investigación del departamento de microdatos de economía de la U. de Chile, aproximadamente un 73% de las parejas que ya vienen de un divorcio terminan también separándose. Ya sea de un segundo matrimonio o de una convivencia.

Puede ser muy sesgada mi observación. Pero he visto una constante en personas que luego de una relación larga (matrimonio, convivencia, etc.) terminan y al poco tiempo uno o los dos damnificados ya andan mostrando en redes a sus nuevos amores.
Como estamos en la sociedad de lo inmediato, cada vez es más normal ver este fenómeno. Y hasta me asusta que gente que supuestamente quieren a su amigo o amiga, al ver cómo presentan a su nueva pareja por la pasarela de las redes, les dicen "se ven hermosos", "que linda te ves", "estás radiante".
¡¡¡Párale!!!
Pero si hace un par de meses le decía a su ex esposo(a) que lo (la) amaba y ahora usa esa misma palabra con esta otra persona.

Ahí me doy cuenta que son pocos los amigos.
Un amigo le diría, "deja enfriar las sábanas!!", "Cálmate".

Tenemos tanto miedo a estar solos.
A la idea de sanarnos bien y vivir el invierno de esa relación que murió en nuestros brazos.
De darnos el tiempo de vivir ese luto.
Pero no. No tenemos tiempo de masticar la ausencia de ese otro con quién construímos tanto y a la vuelta de la esquina ya nos lanzamos en otra montaña rusa, aún cargando el muerto del pasado.

Solo tres cosas.
Si vives un divorcio o separación de años. Según expertos, eso se demorará aproximadamente dos años en recuperarse bien. Nadie dice que No conozcas gente interesante. Pero no te andes casando (concreta o figurativamente) con la primera víctima que encuentras.

No hagas las cosas para huir del dolor, de la soledad o darle una lección a ese otro.
Si hiciste pública una relación prematura y sientes que la fregaste, no seas orgulloso y por tener la razón te quedes ahí para que no digan nada más de ti.

Nadie que construye su felicidad sobre la desgracia de una relación rota es una buena persona. Piénsalo.

Solo, haz lo que es correcto.
Por tu corazón, por tus hijos si los tienes, por tu madurez, por tu vida.