Blog

Buscar en el sitio

Amar a una persona con trastorno de Ansiedad
Una persona cruzando un trastorno de ansiedad necesita mucho apoyo.
Es posible que su temor a perderte sea tan grande, que intentará inconscientemente sabotear la relación pensando que es menos malo eso a que te vayas con otra persona.

Un ansioso vive desde el temor, por eso quizás te canse saber que muchas situaciones las verá como una amenaza.
Esa amistad con la cual conversas es un potencial peligro en la mente de tu pareja.
Aunque le sea difícil sobrellevar su mente, su ansiedad le empujará a pensar constantemente que llegará el día en que te aburras y te vayas.

Si le ayudas con paciencia y cariño.
Si le incentivas a que busque ayuda profesional, de seguro en unos meses se recuperará y se reirán de esos delirios propios de su obsesión ansiosa.

Para tu pareja ansiosa, dormir puede ser muy difícil en sus días de crisis , porque mayormente es en la noche cuando su mente se satura de miedos irracionales.
Por muy raro que te parezca a ti sus miedos, no le digas "estás exagerando". Créeme, para un ansioso es tan difícil compartir sus miedos porque él o ella sabe que efectivamente, muchos son irracionales.
Por eso mismo los sufre, porque racionalmente no tienen sentido, pero en su mente y cuerpo no hay ya la fuerza para decir "basta".
Los sufre y ya.
Si te abres sin juzgar a escuchar y entender sus obsesiones, sabrás que detrás de cada miedo hay una herida posiblemente de la infancia. Algo no resuelto.

Sus miedos son de carácter obsesivo pero todo eso lo lleva por dentro.
Es muy difícil saber cuándo un ansioso está sufriendo a menos que le den crisis de pánico , pues en su mayoría, puede estar por fuera aparentemente en calma pero por dentro ahogándose en sus pensamientos.

Si hay tratamiento efectivo (psiquiátrico y psicológico) la ansiedad puede superarse en unos pocos meses.
Ya recuperado, lo verás más despierto, más alegre, con una energía creativa y agradecido, de que no te cansaste. Que aunque para ti es tan difícil sufrir lo que él (ella) sufrió, estuviste ahí para entenderlo.

Y de seguro, dentro de esa persona con aparente "cáscara blanda", se está forjando alguien experimentado en infiernos, que sabrá sostenerte cuando a ti te toque cruzar uno.