Blog

Buscar en el sitio

Poscristiano
Es increíble la reacción inmediata y "alérgica" de las gente a las noticias concerniente a iglesias, pastores y hasta el mismo Papa.

Definitivamente, creo que navegamos el mar de la poscristiandad.

En general la sociedad ya no espera mucho de la iglesia ni de sus líderes.

Y las palabras y discursos que salen desde ahí ya no generan lo que décadas atrás generaban. Por lo menos ya nadie se detiene a escucharnos.
Por ahí un analista dijo que el cristianismo está volviendo a ser esa iglesia cada vez más minoritaria y con poca Voz en un mundo cada vez más confuso y apocalíptico.

Y aunque les parezca raro.
El escenario puede que vuelva a ser muy parecido al que vio nacer a los primeros cristianos. A diferencia que en ese tiempo estábamos en pañales, ahora somos una institución de dos mil años, vieja, sorda y muda.

Quizás esta es una verdadera oportunidad para dejar nuestras pretenciones de querer imponer nuestros valores y acercarnos al Big Bang de nuestra historia.

A ese comienzo donde se anhelaba una cruz en vez de un trono.
Donde se escuchaba del testimonio de comunidades más que de superestrellas del púlpito.
Donde la respuesta era el perdón en vez de la amenaza.
Amor en vez de odio.
El poder del amor, en vez del amor al poder.

Donde el prototipo primero fue un espacio para leprosos, samaritanos y prostitutas.
Una mesa abierta para todos los mendigos del alma.

Y volver a ese Carpintero, que resucitando se fue a la marginal y pagana Galilea, mientras los hombres santos siguieron en su Jerusalén.
Que oportunidad tenemos !!!!